Jueves 20 de Julio del 2017
Las campanas están doblando por ti
Las opiniones vertidas en esta página son de responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente el pensamiento de la Unión de Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional
Si hasta ahora habías guardado conveniente silencio porque sentías lejanas las amenazas, los últimos hechos nos están demostrando que para la izquierda nadie está libre y que no descansaran hasta tener a la sociedad libre anulada, a los militares subyugados, y conquistado el poder total.
 

No se demoró mucho en llegar el retorno del “primer zumbido” enviado hace pocos días. En cantidad estamos recién en el punto de partida…, “ahora hay que multiplicarse y hacer fuerza” para que este zumbido de justicia y verdad cubra todo el territorio nacional, y para que su intensidad y persistencia genere un temor irresistible en nuestros adversarios.

De Arica a la Antártica debemos sumarnos a esta red, el twitt es @zumbidodechile allí podrás informarte y sacudir tu malestar (agitar tus alas) para producir ese sordo murmullo que nadie pueda ignorar, ¡nos tendrán que oír!.  Así lograremos restablecer el estado de derecho en nuestro país y terminar con la odiosa persecución política a los militares y a los civiles que los apoyan.

Si hasta ahora habías guardado conveniente silencio porque sentías lejanas las amenazas, los últimos hechos nos están demostrando que para la izquierda nadie está libre y que no descansaran hasta tener a la sociedad libre anulada, a los militares subyugados, y conquistado el poder total.

Hay muchos civiles y políticos a los que alguna vez llamaron “cómplices pasivos” que ahora pasaran a ser cómplices activos y también hay militares que nunca creyeron que les tocaría a ellos y que ahora sienten la amenaza a la vuelta de la esquina…  El general Cheyre nunca creyó que las campanas también estaban sonando por él…, y ahora está en el banquillo de los acusados, dónde los predicadores del odio lo querían tener, a él y a otros muchos más que vendrán. ” Ni perdón ni olvido”, esa ha sido la consigna proclamada sin pudor a los cuatro vientos, anunciando el odio sin renunciación.

Los réditos para para quienes persiguen a los ex uniformados son fáciles y jugosos…. económicos para las presuntas víctimas; políticos para ” líderes” oportunistas en decadencia; funcionales a la promoción y  carrera de jueces “inflexibles”… en fin, ha sido fácil, e ingenuos y poco solidarios quienes habiendo sido parte, o simpatizaron con el gobierno militar, o se alegraron con la intervención que sacó al gobierno de Allende, que sumido en el caos – semejante o mayor al que hoy vive Venezuela – nos llevaba a la guerra civil celebraron la intervención? militar, permitieron llegar a este estado de cosas, en que pensando que ” a ellos no les iba a pasar nada”, miraron para el lado, y hoy sienten una ominosa amenaza que se acerca a su puerta.

El cántaro ha ido demasiadas veces al agua, y ya es tiempo de que organizados hagamos sentir nuestra voz, sacudiendo a los pusilánime?s y haciendo sentir nuestro clamor por una justicia “justa”.