Jueves 20 de Julio del 2017
Carta al Director. La Tercera 27.FEB.17
Con razón, un magistrado de la Corte Suprema ha dicho que en muchos de los procesos por derechos humanos incoados contra militares, los ministros en visita han resuelto “en virtud de principios y doctrinas foráneas, apartándose e infringiendo las normas constitucionales y legales que rigen la materia”.

 La Tercera  27 feb 2017

Señor director:
Recientemente fueron sancionados con cinco años de libertad vigilada quienes atacaron con bombas un cuartel de la PDI, oportunidad en que además cerraron la puerta con candados para que nadie pudiera escapar. Al parecer, los autores de este acto terrorista no representan ningún peligro para la sociedad.
En cambio, hay ex uniformados que han sido condenados a penas efectivas porque “debían haber sabido” lo que ocurría, o por haber “participado en el traslado” de un detenido, o por estar involucrados en un “secuestro” que se mantiene hasta hoy día, en plena democracia; amén de otras lindezas jurídicas. Y desde el primer momento son considerados un “peligro para la sociedad”.
Con razón, un magistrado de la Corte Suprema ha dicho que en muchos de los procesos por derechos humanos incoados contra militares, los ministros en visita han resuelto “en virtud de principios y doctrinas foráneas, apartándose e infringiendo las normas constitucionales y legales que rigen la materia”.
Aclaro que no está en cuestión que se investiguen y sancionen las violaciones a los derechos humanos, solo se pide que se aplique una ley pareja y no se busquen subterfugios para condenar a unos y absolver a otros. Al menos, por imagen de la propia “Justicia” , se debería intentar que el desequilibrio no fuese tan manifiesto.
Miguel Ángel Vergara Villalobos