ejercito-chile armada-chile fuerza-aerea carabineros-chile
MÁS DUROS QUE LOS DUROS. SESIÓN SOLEMNE Y ALMUERZO DE CAMARADERÍA FILIAL Va.REGIÓN (ver en Filiales)
Nuevos anuncios de querellas, por ejecutados con posterioridad a 1978 y por torturas, se mezclan con el conocimiento de la forma en que los aprovechadores de costumbre pretenden ahora profitar de la llamada comisión Valech dos, proporcionando antecedentes falsos a cambio de dinero, a quienes deseen obtener beneficios por la vía de alegar abusos durante su detención. ¿Y el Ministro de Justicia?

 

 
 
            Así han resultado ser diversas autoridades de gobierno que tienen responsabilidad en temas judiciales.
 
            Tan pronto asumiera el actual gobierno, se negó el indulto a uno de nuestros camaradas, el General Odlanier Mena y, posteriormente, no se permitió que el Suboficial Mayor ® Héctor Vallejos Birtiola, enfermo terminal, pasara sus últimos días de vida junto a su familia.
 
            Téngase presente.
 
            Tanta insensibilidad ha sido observada incluso por personas que han tenido activa participación en la persecución judicial de ex uniformados.
 
            Tal es el caso del abogado Héctor Salazar quien ha señalado en carta pública que las autoridades pertinentes debieran modificar su criterio al respecto y conceder los beneficios intrapenitenciarios que se justifiquen por razones humanitarias.
 
            ¿Será escuchado?
 
            En el intertanto, la locuaz encargada del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior prosigue con ahínco su labor, eficientemente secundada por sus abogados que, incluso, actúan desconociendo sus instrucciones, como ha sido el caso de la citación a tribunales del Subsecretario de Defensa quien, por el puesto que ocupaba en septiembre de 1973, mal podría aportar antecedente alguno a la investigación por la muerte de Víctor Jara.
 
            Nuevos anuncios de querellas, por ejecutados con posterioridad a 1978 y por torturas, se mezclan con el conocimiento de la forma en que los aprovechadores de costumbre pretenden ahora profitar de la llamada comisión Valech dos, proporcionando antecedentes falsos a cambio de dinero, a quienes deseen obtener beneficios por la vía de alegar abusos durante su detención.  
 
            ¿Y el Ministro de Justicia?
 
            “No se oye padre”, para alegría de quienes han encontrado en las nuevas autoridades a gente dispuesta a ser más dura con los ex uniformados que ellos mismos.
 
            Deben estar haciendo méritos.
 
 
2010-06-06