ejercito-chile armada-chile fuerza-aerea carabineros-chile
Sargento 2° Patricio Carmona: “La lancha Capitán Ihl es una gran contribución a la soberanía efectiva”
El 9 de junio de 2016 fue un día especial para la Compañía Andina Divisionaria (CAD) N° 20 Cochrane. En esa oportunidad se puso en marcha el funcionamiento de la Lancha de Transporte de Pasajeros (LTP) “Capitán Pablo Ihl”, la primera embarcación del Ejército de Chile tripulada íntegramente por personal institucional, y cuya tarea es transportar personal militar hacia Campo de Hielo Sur, apoyar a misiones científicas y colaborar con la comunidad en catástrofes o en la búsqueda de personas extraviadas.
 
Desde entonces, la embarcación surca las aguas del lago O’Higgins (Región de Aysén), de más de 1.010 km2 y uno de los más profundos de América. El patrón de nave menor es el Sargento 2° Patricio Carmona S., quien además es Jefe de Plana Mayor del Escalón Transporte de la CAD “Cochrane”. Señala que se trata de una lancha con capacidad para 15 personas con equipo completo y una tripulación de cuatro. Además de él, la integran un maquinista, un timonel o piloto y un tripulante.
Durante este tiempo, “hemos transportado efectivos del Ejército, a personal de la Dirección General de Aguas, del Instituto de Campo de Hielo Sur, científicos de diversos organismos que estudian la flora y fauna de la zona, autoridades de Agricultura y Bienes Nacionales e integrantes de Carabineros. Además, hemos trasladado a familias que viven en la ribera del lago y que han sufrido diversas emergencias. Todo esto, al servicio del país y de nuestros compatriotas que hacen soberanía en una zona aislada”, afirma el Sargento 2° Carmona.
Para cumplir esta función, el integrante del Cuadro Permanente efectuó el curso de patrón de nave menor TRG (tonelada, registro, grueso), el cual tuvo una duración de un mes y está certificado por la Armada de Chile. El programa incluyó conocimientos del material, nomenclatura náutica, tratados internacionales, procedimientos de zafarrancho (incendio, hombre al agua y abandono), orientación y carta náutica. “Fue un gran desafío adaptarse a esta nueva función, donde hay que comunicarse con el lenguaje de las banderas, luces y bocinas. La experiencia también es un aspecto a destacar, ya que el clima es muy cambiante y a veces hay que navegar con viento fuerte y olas cortas que pueden llegar hasta los cinco metros. Pero es bonito este trabajo, ya que contribuimos a una soberanía efectiva en una zona estratégica”. 
Aunque ya lleva varios años viviendo en el extremo austral del país, el Sargento 2° Carmona siempre recuerda a Mulchén y la zona sur de la Región del Biobío. Como técnico agrícola, realizó el Servicio Militar en el año 1999 en el entonces Regimiento de Infantería de Montaña N° 17 “Los Ángeles”, para luego incorporarse al Ejército como Aspirante a Clase de Reserva. Entre los años 2000 y 2012 fue Comandante de Escuadra e instructor de Soldados Conscriptos de Infantería en dicha unidad. En ese último año postuló a la CAD “Cochrane”, compañía creada en la localidad del mismo nombre. “Integré un grupo de 14 personas que proveníamos del norte y la zona centro – sur del país y que nos sumamos a este proyecto que partía de cero. Fue una gran coincidencia porque yo también quería desempeñarme en otra zona del país”.
De esta forma, el Sargento 2° Carmona se integró a la sección 4ta. de Logística y Mantenimiento, área responsable de tener los vehículos siempre a punto. “Eso es lo bueno del Ejército, que brinda la oportunidad de cambios y de asumir desafíos que hacen crecer, en lo personal y profesional”, indica finalmente.