ejercito-chile armada-chile fuerza-aerea carabineros-chile
PIES Y MANOS EN LA CALLE
LAS OPINIONES CONTENIDAS EN ESTA COLUMNA DE OPINIÓN SON DE RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REFLEJAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE UNOFARDN
Las autoridades que asumirán el próximo 11 de marzo deberán hacer respetar el estado de derecho, el principio de autoridad y los derechos de quienes desean vivir en paz, sin el temor a que una minoría de exaltados llene las calles de gritos y pancartas, y destruyan impunemente la propiedad pública y privada. No se debe confundir el derecho de expresión y el derecho a manifestarse.

 PIES Y MANOS EN LA CALLE

Las expresiones del Diputado comunista Daniel Núñez “mantendré los pies y manos en la calle para defender las reformas”, no nos deben causar sorpresa; es táctica de la izquierda presionar a la autoridad mediante concentraciones y desmanes en la vía pública. Lo importante en el momento actual es que las nuevas autoridades no se dejen amedrentar y lleven adelante sin dilaciones sus compromisos con los electores que les dieron un triunfo rotundo.

Las autoridades que asumirán el próximo 11 de marzo deberán hacer respetar el estado de derecho, el principio de autoridad y los derechos de quienes desean vivir en paz, sin el temor a que una minoría de exaltados llene las calles de gritos y pancartas, y destruyan impunemente la propiedad pública y privada. No se debe confundir el derecho de expresión y el derecho a manifestarse. En una sociedad civilizada la libertad de expresión se manifiesta mediante el diálogo y la difusión de opiniones con apego a la verdad y no mediante eslóganes y pancartas con frases de no más de diez palabras.   El derecho a reunión debe ejercerse con respeto al derecho de la mayoría de los ciudadanos que desean vivir en paz y acatando las disposiciones de la autoridad, conforme a leyes plenamente vigentes y no mediante concentraciones que no siempre acatan las disposiciones de la autoridad y ocultos en capuchas atentan contra los bienes públicos y privados, para luego alegar que su actitud fue provocada por la represión policial.

El presidente Piñera y sus asesores deben recordar que tienen un compromiso tácito con más de medio millón de electores que no votaron o votaron por José Antonio Kast en la primera vuelta y apoyaron su postulación en la segunda

Presidente Piñera confiamos que no le temblará la mano.

 

Enrique Maldonado Roi