ejercito-chile armada-chile fuerza-aerea carabineros-chile
HISTORIA DE LA UNIÓN DE OFICIALES EN RETIRO DE LA DEFENSA NACIONAL

 

 

La Unión de Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional fue fundada el 24 de octubre de 1963, fruto de la idea y esfuerzo del CRL Romeo Barrientos Rosas, siendo su primer presidente el CRL don Federico Lorca Flores.

La iniciativa tuvo una extraordinaria acogida por parte de los oficiales de todos los grados jerárquicos de las tres instituciones de la Defensa Nacional, por constituir una iniciativa global e integradora largamente esperada, iniciándose de inmediato la inscripción de socios y la organización de comisiones o comités para su mejor funcionamiento.

En el mes de noviembre del mismo año, a través del Boletín Nº 7 y a sólo un mes de su fundación, se detallaban importantes definiciones programáticas, muchas de las cuales son pioneras a lo existente en la realidad actual, pudiendo mencionarse las siguientes:

  • Crear espíritu nacional sobre defensa de fronteras.
  • Constituir la Sección “Frontera Patagónica”, a cargo del CRL (R) don Romeo Barrientos Rosas.
  • Crear filiales en todo el país.
  • Constituir la “Unión Previsional de Imponentes de la Caja de la Defensa Nacional”.
  • Solicitar a las autoridades políticas determinadas innovaciones asistenciales y previsionales, ofreciendo el concurso de los asociados.
  • Propender a la creación de un hospital para ex servidores de la Defensa Nacional.
  • Organizar un conglomerado económico y comercial capaz de culminar con la creación de un banco.
  • Obtener convenios con el comercio local.
  • Cooperar con otras organizaciones similares de la capital y provincias.
  • Utilizar la experiencia y conocimiento de los socios, en beneficio de la colectividad.
  • Formación de establecimientos educacionales para todos los hijos o parientes de los servidores y ex servidores de las Instituciones de la Defensa Nacional.

 Un breve recorrido por su historia y desarrollo nos muestra que, en el año 1964, la Unión contaba ya con 255 socios. Al mes de agosto del año 1965, ya se alcanza la cifra de 420 socios y se encuentran en organización las filiales de Quintero y Los Ángeles.

Al 7 de julio de 1966, su fuerza suma 490 socios, llegando a 530 socios a fines del mismo año.

El año 1967 se inicia trágicamente con la muerte del General Ricardo Orellana Olate, último veterano del 79.  La Unión se refiere a este hecho como “Los 106 años que vivió simbolizan la epopeya de un Chile fuerte, guerrero, osado y del coraje increíble en mares, sierras y desiertos tan lejanos de la Patria. La Unión siente que su funeral no fue lo que este héroe merecía”.

El año 1967, se inicia la preparación del “Epistolario”, cuya finalidad es la de “contener una selección de los escritos con que la Unión ha abordado los asuntos culturales, previsionales y asistenciales que le conciernen”. El 15 de junio se alcanza la cantidad de 600 socios.

En el año 1976, la Unión obtiene su personalidad jurídica, mediante el Decreto 1.556 de fecha 2 de septiembre, publicado en el Diario Oficial del 23 del mismo mes y año, aprobándose sus Estatutos y Reglamento interno.

Dichos documentos tuvieron una larga vida, la que finalizó el año 2013 cuando se aprobaron los nuevos Estatutos y Reglamento correspondiente.

En estos nuevos documentos se incluyó el ingreso de oficiales de Carabineros en retiro y de socios cooperadores, estos últimos no provenientes de las filas castrenses. Igualmente, se incorporaron aspectos tales como los medios de comunicación de la Unión.

Los aspectos comunicacionales estuvieron siempre presentes en la mente de nuestros fundadores. La forma de difundir el pensamiento de la Unión y llegar a todos sus asociados fue por la vía de la emisión de Boletines.

Incluso, en el año 1964, se exploró la posibilidad de mantener un periódico oficial, deseo por el cual se jugaron el Presidente de la Unión de ese año, CRL don Federico Lorca Flores junto al socio, Capitán (R) don Héctor Barra (Boletín Nº 11 de mayo de 1964).

Todos estos esfuerzos devinieron en que, desde el año 1995, el órgano oficial de difusión de la Unión fuera la revista UNOFAR, la cual a la fecha ha publicado su número 41 con una tirada de 1.200 ejemplares.

En el año 2013 y mediante la modificación de los Estatutos de la Unión, se aprueba la incorporación de socios provenientes de oficiales de carabineros en retiro, así como la de socios cooperadores.

Socios honorarios.

La Unión tiene contemplada la categoría de Socio Honorario para aquellos socios de dilatada trayectoria en la organización y que se han distinguido en su labor de socios o como miembros del directorio, socios que han tenido una trayectoria destacada y a aquellos socios que, representando a la Unión, sean destacados en actividades u organizaciones relacionadas con la Unión.

A la fecha, la Unión ha investido como socios honorarios a los siguientes socios:

  • VA Arturo Troncoso Daroch (Q.E.P.D.), fundador de la sede Región de Valparaíso y presidente por seis períodos.
  • CRL José Quinteros Masdeu, fundador de la Revista UNOFAR.
  • GDD Rolando Garay Cifuentes (Q.E.P.D.), expresidente de la Unión en varios periodos y creador de acciones que destacaron a la Unión.
  • CN Enrique Maldonado Roi, destacado socio de la Sede Región de Valparaíso, cooperador con la Revista UNOFAR y miembro del Directorio y de la Comisión Revisora de Cuentas en varios períodos.

Presidente y Directorio de la Unión

La Unión rige sus destinos a través de un directorio compuesto por 15 miembros, en representación de los socios, correspondiendo estatutariamente cinco por cada institución, los que son elegidos por un período de 3 años.

Los oficiales de Carabineros se incorporarán al directorio una vez que la participación en la Unión de dichos socios alcancen el 15% del total de socios.

Los directores de cada institución eligen a uno de ellos para integrar el grupo de presidentes, los que se turnarán para ejercer la presidencia por un año calendario.

El orden de precedencia es el siguiente:

  • Presidente: Ejército.
  • 1er. Copresidente: Fuerza Aérea.
  • 2° Copresidente: Armada

Los directores ocuparán los puestos siguientes:

  • Secretario y prosecretario.
  • Tesorero y protesorero.
  • Comité de Disciplina.
  • Comité de Admisión de Socios.
  • Otros que se requieran especialmente.

 Junto con elegir a los directores, se elegirá por el mismo período a la Comisión Revisora de Cuentas, correspondiente a tres socios, un miembro por institución.

El directorio se reunirá el primer lunes década mes en la Sala de Reuniones, pudiendo hacerlo en otros domicilios de acuerdo con la situación del momento o por tratarse de una efeméride nacional importante.

A las reuniones del directorio podrán asistir los socios de acuerdo con invitación y con derecho a voz. Igualmente, invitados especiales por razones que el directorio estime pertinentes o necesarias.

Creación de la Multigremial de las FF. AA., Carabineros, Policía de Investigaciones en retiro y Montepiadas.

Con fecha 5 de mayo de 2016 se crea la Multigremial de las FF. AA., Carabineros, Policía de Investigaciones y Montepiadas AG, la que tendrá por finalidad preferente ocuparse de los temas de Salud, Previsión y DD. HH. del Personal en Situación de Retiro.

La Unión, estudiados los antecedentes de dicha organización y una vez aprobado por la Asamblea General de Socios, se unió a la Facir, siendo una de las organizaciones más grandes entre quienes las integran.

Revista UNOFAR

La Revista UNOFAR fue fruto de la idea del socio CRL (R) don José Quinteros Masdeu, quién inició su publicación para la Sede V Región de la Unión en el año 1995.

Esta revista fue el trabajo personal del CRL Quinteros, quién era el redactor, editor, periodista y director.

En el editorial de la edición N° 1, se lee “Nace, con este primer número, una revista cuyo objetivo fundamental será mantener la cohesión espiritual entre los miembros de la Unión de Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional, Sede V Región, al mismo tiempo que cumplirá labores importantes de difusión de aspectos de interés gremial, profesional, cultural, social, etc. Que servirán de nexo de pensamiento y de debate entre el personal en retiro y en servicio activo de las FF. AA. y entre ambos núcleos con la ciudadanía civil de nuestra Región y del país”.

En el último párrafo del Editorial se leía Finalmente, como estas páginas son vuestras, la dirección de la revista invita a los oficiales en Retiro y a los en Servicio Activo, de cualquier Región, a colaborar con ilustrativos artículos sobre los campos nacionales interno, económico y bélico, incluso, de la cultura, el arte o aspiraciones legítimas de nuestros asociados”.

Los temas eran muy variados, destacando los de aspecto militar, así como muchos de tipo misceláneos. Entre estos últimos, el editor incluía el artículo “Ayude a su viuda mientras ella es aún su esposa” que incluía datos y formularios necesarios para contar con una base de datos y así orientar a las eventuales viudas a efectuar los trámites necesarios para fines de herencia, pensión, etc.

Fueron pasando los años y la revista se fue consolidado, pasando finalmente a constituir el órgano oficial de difusión de la Unión.

En el año 2000 asumió como editor y diseñador de la revista el CRL don Rafael Vega Ruiz (Q.E.P.D.), quién tuvo ese cargo por 12 años, hasta que su quebrantada salud le impidió continuar con esa labor. En el segundo semestre del año 2012, producto de su renuncia, lo reemplazó el Director, TCL (R) don Antonio Varas Clavel, quién se desempeña en dicha labor hasta la fecha.

Con el tiempo, la revista había adquirido un perfil de revista de trinchera, al asumir en forma primordial, lo relacionado con los militares en retiro víctima de los prevaricadores juicios por Derechos Humanos.

Hubo una definición de temas y de secciones, buscando siempre ser una revista entretenida, con temas de oportunidad y actualizados y de interés para los socios de la Unión, así como para aquellas personas y organismos que la reciben en canje.

En definitiva, la revista se estructuró en forma similar a la antigua Reader’s Digest, es decir, a presentar artículos y noticias publicados en diferentes medios de prensa, así como aquellas colaboraciones enviadas por los socios y simpatizantes de nuestra organización.

Los principios que rigen la selección de trabajos para su publicación en la Revista son, en lo general, los siguientes:

La revista es respetuosa de las personas e instituciones, en especial, a las de la Defensa Nacional y de Orden, de las autoridades del país, de los credos religiosos y personas en general.

Por principio, la Revista no publica artículos de corte político partidista ni aquellos que propaguen doctrinas o partidos políticos de cualquier lado del espectro político del país.

La revista está abierta a recibir todas las colaboraciones que envíen los socios y no socios que no infrinjan los puntos indicados anteriormente.

La revista es distribuida gratuitamente a los socios de la Unión y a aquellos que se interesen en su lectura.

Sede de la Unión.

Desde sus inicios la organización ha mantenido sus oficinas en el tercer piso de la sede del Círculo de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Armadas, ubicada en la Avenida Libertador General Bernardo O´Higgins N° 1452 de la capital.

En ellas funciona la Secretaría Administrativa y sesiona mensualmente su Directorio.

La Secretaría Administrativa está a cargo de un oficial en retiro rentado.

El Secretario Administrativo tiene como funciones principales la gestión de la Secretaría en cuanto al manejo de la correspondencia, la gestión de cancelación de los consumos básicos de las oficinas, la preparación de las reuniones de Directorio y la atención de las visitas a la Unión.

Como una especial tarea debe manejar todo lo relacionado con el contacto con la CAPREDENA, principalmente lo referido a los descuentos mensuales.

El Secretario Administrativo refuerza las tareas del Director Secretario y del Director Tesorero, como asimismo con el resto de los directores cuando se le solicite.

Creación de la Sede Sur.

Ante la solicitud de socios y no socios de la Unión residentes en la zona Sur del país, en el año 2009 el directorio resolvió crear una sede en dicha zona.

El director GDB Osvaldo Palacios Mery fue designado cómo Ministro de Fe para la asamblea que daría origen a la sede, la que se constituyó el 31 de julio en la ciudad de Puerto Montt.

En dicha fecha se eligió la directiva correspondiente, la que bajo la presidencia del socio TCL (R) Patricio Quilhot Palma levantó el acta correspondiente la que junto con el informe del director Palacios, se encuentra en los archivos de la Unión.

La sede se inició con 64 socios activos.

Libro “1978; El año más dramático del siglo”.

La Unión se embarcó en la tarea de escribir un libro relativo a la situación del año 1978, oportunidad en que nuestro país estuvo a punto de entrar en un conflicto bélico con la República Argentina.

A raíz de que el gobierno militar de Argentina declaró que el tratado de límites existente con dicho país y producto de la mediación de Su Majestad el Rey de Inglaterra era “insanablemente nulo”, alistó sus fuerzas armadas y decreto la movilización con el objetivo de invadir a nuestro país y apoderarse de las islas del Canal de Beagle y de toda la Isla Grande de Tierra del Fuego.

Chile a su vez, alistó sus fuerzas declaradamente inferiores, afectadas por la Enmienda Kennedy y el boicot internacional contra el Gobierno Militar y resolvió defender el territorio nacional hasta el último hombre. Para ello, efectuó la movilización secreta y desplegó sus medios en la frontera con Argentina.

Como es sabido, Argentina aceptó la mediación de SS el Papa a horas del inicio de la invasión y detuvo sus operaciones.

A inicios del presente siglo y sin otro propósito que rememorar las circunstancias de la más importante crisis internacional afrontada por Chile y que no desembocó en una guerra, en diversos ambientes algunos de sus principales protagonistas expusieron sus vivencias en la forma de conferencias.

Una de dichas instancias fue el ciclo organizado el año 2001 por la Universidad Finis Terrae y el interés evidenciado por el público asistente llevó a que nuestro Presidente de la época, el fallecido VA don Arturo Troncoso Daroch, firmara un convenio con la Directora del Centro de Documentación de dicha Casa de Estudios (CIDOC), Sra. Patricia Arancibia Clavel, aquí presente, con el propósito de publicar un libro que recogiera estos valiosos testimonios y los transmitiera a las futuras generaciones.

Bajo su dirección un equipo de investigadoras se abocó a procesar el material proporcionado por la Unión y entrevistó a muchos participantes de las distintas instituciones de la Defensa Nacional, entregándonos un voluminoso registro que posteriormente quedó como inestimable fuente de información para los escritores que, en forma sucesiva, emprendieron esta tarea.

Un primer producto de este esfuerzo fue la publicación de “La Escuadra en acción” en el año 2004, siendo sus autores la misma señora Patricia Arancibia Clavel y el señor Francisco Bulnes Serrano.

En cuanto al propósito principal, durante años pareció que la fatalidad, en la forma de cambios administrativos, enfermedad o incluso fallecimiento, frustraba los intentos de contar con un texto definitivo que diera satisfacción a nuestro directorio.

Finalmente, la Unión acudió a un prolífico historiador, don Germán Bravo Valdivieso, quien, dentro de un plazo relativamente breve permitió considerar que el objetivo propuesto se cumplió íntegramente.

En cuanto a su contenido, se puede detallar lo siguiente:

La primera parte es una minuciosa relación del conflicto, desde sus lejanos orígenes con la firma de tratado de 1856 con la República Argentina. Entre sus contenidos considero de especial interés: la participación interesada de Julio Popper en la formulación de la teoría del desvío de canal Beagle; el hundimiento en 1949 del buque argentino “Fournier” que se había internado subrepticiamente en los canales fueguinos y el más conocido incidente del islote Snipe en 1958.

Luego, el autor describe los sucesos a partir de la constitución de la Corte Arbitral que debía proponer la delimitación definitiva en la zona, que por su forma pasó a ser llamada comúnmente “El martillo”, hasta la intervención papal que evitó el inminente enfrentamiento.

Destacan en este capítulo las medidas adoptadas por Argentina para invadir y ocupar las islas del Beagle e imponernos una victoria militar y la permanente amenaza de que la crisis pudiera derivar a una Hipótesis Vecinal Máxima dada la expectante actitud de nuestros vecinos del Norte, situación que impedía concentrar el esfuerzo defensivo en el extremo austral.

La segunda parte describe la precaria situación en que se encontraba el equipamiento de nuestras Fuerzas Armadas para enfrentar la crisis, las diferencias de potencial con los adversarios, principalmente Perú y Argentina, así como los planes estratégicos que ejecutarían. Se pasa revista al alistamiento en los diferentes teatros de operaciones, desde el Norte hasta terminar en el Austral y se describe la participación de las diferentes instituciones.

Es la parte más valiosa de libro, no sólo por lo novedoso de esos testimonios que salieron a la luz sino por que reflejaron la dimensión humana del conflicto y la disposición anímica a honrar la tradición del soldado chileno, fuera profesional, conscripto, reservista o improvisado movilizado, todos decididos a resistir sin arredrarse por la evidente superioridad numérica que se enfrentaba e incluso la frustración que se percibe en ellos al interrumpirse la escalada y producirse la desmovilización.

Lo anterior queda en evidencia al transcribir los testimonios, hasta ahora inéditos, que fueron reunidos por el equipo de investigación del CIDOC, de tal forma que el lector conocerá las vivencias directamente de parte de quienes protagonizaron esos históricos pero desconocidos episodios.

El libro termina con una tercera parte que resume el largo y por momentos frustrante proceso de la Mediación Papal, presentando como párrafo final el juicio de quien fuera uno de nuestros principales actores, el General Ernesto Videla Cifuentes, relativo al principio bioceánico y al balance del acuerdo logrado.

Portal Institucional.

Uno de los objetivos que tuvo en vista la Unión fue la de establecer diferentes canales de comunicación con los socios integrantes de la organización, como también tener un medio para dar a conocer los objetivos, tareas y fines que han sido parte de la Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional durante los años desde su creación y que sirviera como un instrumento válido para conocimiento de la ciudadanía en general.

Fue así como bajo la presidencia del VA Jorge Llorente Domínguez, se dispuso la creación del Portal Institucional o sitio Web, tarea que fue asumida por el Brig. Gustavo Basso Cancino (actual presidente de la Unión), quien contó con la asesoría y diseño del CRL Fernando Duarte Martínez-Conde.

El CRL Duarte se desempeñó a su vez como Web Master por más de 10 años y hoy es parte del Comité Asesor Comunicacional de la Unión.

El sitio Web fue inaugurado el 15 de julio del 2009 y durante estos años ha sufrido modificaciones para hacerlo más amigable y que a él tengan acceso los socios y ciudadanos en general.

Esta página institucional contiene diversas materias que se ha determinado son de interés de los socios, siendo además una oportunidad para que personas que no conocen a la institución conozcan su historia, su organización, sus autoridades como además tengan la oportunidad de leer interesantes artículos extraídos de la prensa como informarse de las actividades principales de la Unión.

Adicionalmente, a través de esta página pueden entrar directamente a otras instituciones relacionadas como así también con la Unión. Igualmente presenta la oportunidad de estar al día con las efemérides nacionales y de aportar directamente con artículos para la revista.

En el año 2019 se entregó la responsabilidad al Director y presidente de la Sede Valparaíso, CF (R) don Francisco Alomar Marchant.

Comité Asesor de Comunicaciones (CAC).

Ante la necesidad de evaluar la eficiencia de los medios comunicacionales de la Unión y bajo la presidencia del BGR Gustavo Basso Cancino, en el año 2019 se creó el CAC con la misión de evaluar el funcionamiento del sitio Web y la de preparar cursos de acción para dar solución a eventuales problemas de diseño y alcance.

El CAC se ha orientado básicamente, a definir aspectos relacionados con:

  • Asesorar al Directorio.
  • Diseño del sitio web.
  • Soporte del sitio web.
  • Situación contractual con la empresa de servicios encargada del diseño del sitio web.
  • Apoyo al Web master.
  • Explorar otros medios de redes sociales que se pudieran desarrollar por parte de la Unión.
  • Asesorar en el uso de las redes sociales.

 Este comité ha avanzado en sus tareas en lo que va del tiempo de funcionamiento introduciendo grandes mejoras al sitio web y establecimiento de una base contractual con el proveedor de servicios.

 Como tarea en desarrollo para este comité es la implementación y desarrollo de la incorporación de la Unión a las redes sociales, como una forma de acercar a los socios al Directorio y dar un paso hacia la actualización de nuestra organización.