Domingo 25 de Junio del 2017
HISTORIA DE LA UNIÓN DE OFICIALES EN RETIRO DE LA DEFENSA NACIONAL

La Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional fue fundada el 24 de octubre de 1963, siendo su primer Presidente el Coronel de Ejército Federico Lorca Flores, iniciándose de inmediato la inscripción de socios y la organización de comisiones o comités para su mejor funcionamiento. Así es como, entre otras organizaciones internas de diversa finalidad, entran en funcionamiento el Comité para tener un Hospital para ex servidores de la Defensa Nacional, se constituye la Sección “Frontera Patagónica” a cargo del jefe de grupo Coronel de Ejército ® Romeo Barrientos y, finalmente, el Vocal del Comité Directivo Coronel de Ejército ® G. Chacón G. inscribía a los socios dueños de establecimientos comerciales interesados en dar facilidades a los miembros de la Unión y demás imponentes de la CAPREDENA. También en este fructífero año 1963, a través del Boletín Nº 7 de 25 de noviembre (solo un mes después de la fundación), se indicaba, según minuta en circulación de nuestra naciente entidad apolítica, que aspirábamos a: - Crear espíritu nacional sobre defensa de fronteras. - Crear filiales en todo el país - Constituir la “Unión Previsional de Imponentes de la Caja de la Defensa Nacional. Socios: Todos los que sean imponentes. - Pedir innovaciones asistenciales y previsionales ofreciendo el concurso de los asociados. - Organizar con los imponentes un conglomerado económico y comercial capaz de culminar con la creación de un Banco. - Cooperar a nuestros centros societarios hoy existentes. - Utilizar la experiencia y conocimiento de nuestros socios, en beneficio de la colectividad. - Estas aspiraciones exigen un primer imperativo: LA FUNDACIÓN DE UN PERIÓDICO. En el año 1964, ya la Unión de Oficiales en retiro cuenta con 255 socios y se mantiene la aspiración de poseer un periódico, deseo por el cual se juegan el Presidente de la Unión de ese año Coronel de Ejército ® Federico Lorca en su noble ancianidad vigorosa y el Capitán ® Héctor Barra en la activa juventud. (Boletín Nº 11 del mes de mayo de 1964). Asimismo en este año nace el proyecto para ir a la “formación de Colegios para todos los educandos-hijos o parientes- de los servidores y ex servidores de las Instituciones de la Defensa Nacional”. Al mes de agosto del año 1965 la Unión cuenta con 420 socios y se encuentran en organización las filiales de Quintero y Los Ángeles. Al 7 de julio de 1966 ya se cuenta con 490 socios según lo indica el Boletín Nº 19 de ese mimo año, y el Boletín Nº 20 del mes de agosto da cuenta del aumento de socios a 508. Al 12 de octubre la cifra llega a 530 integrantes de la Unión. El año 1967 se inicia trágicamente con la muerte del General Ricardo Orellana Olate, último veterano del 79. “Los 106 años que vivió simbolizan la epopeya de Chile fuerte, guerrero, osado y del coraje increíble en mares, sierras y desiertos tan lejanos de la patria. La Unión siente que su funeral no fue lo que este héroe merecía”. Este año se inicia la preparación del “Epistolario”, cuya finalidad es la de “contener una selección de los escritos con que la Unión ha abordado los asuntos culturales, previsionales y asistenciales que le conciernen”.El 15 de junio del mismo año se llega a los 600 socios. Posteriormente en el año 1976 obtiene su personalidad jurídica mediante Decreto 1556 de fecha 2 de septiembre, publicado en el Diario Oficial de fecha 23 del mismo mes y año. Desde sus inicios la organización ha tenido sus oficinas en la sede del Círculo de Oficiales en retiro de las Fuerzas Armadas ubicada en la avenida Libertador General Bernardo O´Higgins 1452 Santiago. En ellas funciona diariamente la Secretaría administrativa y sesiona mensualmente su Directorio. El órgano oficial de difusión de la Unión ha sido desde el año 1995 la revista UNOFAR, la cual a la fecha ha difundido su número 22 con una tirada de 1.300 ejemplares.